13 abr. 2015

Liderazgo del profesor en la educación.


publicado en La Jornada Morelos el 13 de abril de 2015
 
Lograr una mejora en la calidad educativa es siempre el objetivo cuando se propone un cambio en la  gestión de los centros educativos. Con frecuencia se establece una relación entre la calidad educativa y los modelos de liderazgo. Existe un amplio consenso en la reciente literatura pedagógica internacional en que el liderazgo en los centros educativos es uno de los factores que se relacionan de forma significativa con la calidad educativa. Además, se acepta que una política escolar en la que se informa a los profesores sobre su rendimiento está muy ligada a su desarrollo profesional y al ambiente de trabajo del centro educativo.
Aurora Bernal Martínez de Soria y Sara Ibarrola García, Profesoras titular y ayudante, respectivamente, en la Facultad de Educación y Psicología, Universidad de Navarra, España, escribieron el artículo “Liderazgo del profesor: objetivo básico de la gestión educativa”, publicado en la Revista Iberoamericana de Educación, No. 67 (2015), pp. 55-70 (ISSN: 1022-6508). En este estudio destacan la importancia del liderazgo del profesor como un objetivo clave de la gestión en los centros educativos que quieren distinguirse por su excelencia pedagógica.
En las investigaciones sobre liderazgo y educación no está tratado explícitamente el tema del liderazgo del profesor, o se lo señala apenas como un asunto destacable, a pesar de que el profesorado es uno de los elementos principales tenidos en cuenta al describir las tareas o funciones del líder, señalan las autoras.
Tampoco en los diseños y las proyecciones del liderazgo (por instrucciones, del distribuido y del pedagógico o para el aprendizaje) se define de forma expresa el liderazgo del profesor. Se alude a él indirectamente de dos modos, según las autoras: en la insistencia en que el liderazgo no es solo una virtualidad del director, y en la descripción de las tareas del liderazgo, tanto por instrucciones como pedagógico o centrado en el aprendizaje. En una visión de introducir una gobernanza más compartida en las instituciones educativas, la participación de los docentes es un valor importante, ya que, por razones de eficacia, el director no puede llegar a todo únicamente con su trabajo; y por razones de eficiencia, el buen profesor es el experto sobre la enseñanza y el aprendizaje.
En algunos modelos de desarrollo profesional del profesorado, las autoras apuntan que se aprecian indicaciones de lo que puede constituir el liderazgo del profesor. Empeñarse en la enseñanza y el aprendizaje es el elemento que enfoca el rol de los profesores como líderes que trabajan con otros, como miembros vitales de la comunidad para situar a la escuela en el mejor lugar. Las características que se describen como rasgos de un desarrollo profesional coinciden en gran parte con las que se dicen de un líder escolar, aunque aplicadas a unas tareas diversas, proponen las autoras: Manejar conocimientos sobre equidad, inclusión y diversidad de la enseñanza; Contribuir al desarrollo profesional de los colegas mediante procesos de entrenamiento y guía; Demostrar una práctica efectiva; Hacer retroalimentación; Tomar un rol de liderazgo en el desarrollo, la implementación y la evaluación de políticas y prácticas que contribuyan al impulso de la escuela; y Poseer competencias analíticas, interpersonales y organizativas necesarias para trabajar efectivamente con los equipos de trabajo de la escuela y en el contexto próximo.
Una delimitación más precisa del significado específico del liderazgo del profesor es, de acuerdo a las autoras, la que lo describe como el proceso por el cual los profesores, individual o colectivamente, influyen en sus colegas, en los directores y en otros miembros de la comunidad escolar para impulsar las prácticas de enseñanza y de aprendizaje con la meta de aumentar el logro y el aprendizaje de los estudiantes. Tal trabajo de liderazgo se desarrolla intencionalmente en tres focos: el individual, el de colaboración o desarrollo en equipo, y el de desarrollo organizativo. También y fijándose más en las prácticas del profesorado, se puede considerar que, para ejercitar el liderazgo, los profesores tendrían que adoptar decisiones, colaborar y participar activamente en el proceso de impulsar el aprendizaje.
Al analizar la situación del profesor para ser líder, las autoras observan tres aspectos que aparecen en la bibliografía de manera redundante: la concepción de la enseñanza que tiene el profesor; su competencia emocional, y su percepción acerca del clima socioemocional del centro educativo.
            Una de las cuestiones de gran relevancia, indican las autoras, es cómo la dimensión personal y profesional en el docente está mediada por las condiciones de enseñanza y la cultura del centro educativo. Los cambios contextuales y sociales pueden tener implicaciones en la docencia. Ante la necesidad de un contexto profesional donde se experimente aceptación, valoración, respeto, colaboración, disfrute y compromiso compartido, se precisan cambios en los procesos estructurales que apoyan el desarrollo profesional docente y la innovación. Habría que prestar atención a: La formación tanto informal como formal, teniendo en cuenta las diferentes fases de la vida profesional; La satisfacción personal en el trabajo motivada por unas expectativas informadas y realistas; Las experiencias de éxito que se obtienen a partir de objetivos alcanzables y evaluados positivamente; Los espacios de relación que garantizan el sentimiento de pertenencia a la organización y el compromiso; y La promoción para la motivación de los integrantes de la institución educativa que implica ejercer responsabilidades junto al reconocimiento de los éxitos personales y colectivos.
En Morelos, debemos asegurar que todos los profesores sepan valorar las implicaciones y las consecuencias sociales de su trabajo; posean un conocimiento de sus responsabilidades legales y administrativas; valoren su propio progreso profesional mediante la utilización de estrategias de indagación y reflexión de su propia práctica; y desarrollen una mentalidad abierta para poder abarcar distintas perspectivas de investigación en el aula.

17 comentarios:

Diana Erendira Lara Llanderal dijo...

La educación es comúnmente conocida como el proceso de adquisición de aprendizaje, donde se le da las herramientas necesarias al estudiante para poder desenvolverse en un ámbito competente y laboral. Sin embargo, esto no siempre resulta posible, puesto que en múltiples ocasiones, los sistemas educativos son deficientes o se encuentran mal estructurados.
Al involucrar el concepto de liderazgo en los sistemas educativos, entendemos que uno de los integrantes de un equipo de trabajo, será responsable de recaudar los esfuerzos para mejorar las condiciones institucionales. No obstante, la responsabilidad no solo se aplicará al líder de un grupo, si no que se repartirá entre todos los integrantes.
Finalmente recalco, que es importante entender la diferencia existente entre los conceptos de líder y liderazgo, puesto que de ellos dependen el avance socio-económico de las futuras generaciones de la humanidad, además del mejoramiento de las prácticas éticas y educativas.

Daniela Pardo Rea dijo...

Que los profesores tengan un papel de liderazgo es una propuesta interesante, esto implica que tengan responsabilidades y que se sientan parte del proyecto educativo.
Un buen ejemplo del funcionamiento del liderazgo del profesor son las escuelas Montessori; donde las guías (profesores), el director, personas administrativas y algunos padres de familia forman “la asamblea” donde se reúnen para la evaluación y la toma de decisiones de la escuela, el voto de cada uno tiene el mismo valor.
Otra ventaja que tiene el sistema Montessori es que las guías pueden implementar distintas formas de enseñanza, están consientes de que no todos los alumnos aprenden de la misma manera.
De la evaluación de las guías se encarga la SEP y por supuesto entre ellas se hacen observaciones para mejorar la educación que proporcionan.
Estoy convencida de que los profesores tengan liderazgo en la educación es una buena estrategia para mejorar.

Emmanuel Escamilla González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emmanuel Escamilla González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emmanuel Escamilla González dijo...

El éxito del estudiante es el objetivo, y para lograr esto, los estudiantes deben recibir una educación de calidad. Los maestros proveen esta educación. Y por desgracia, no todos son tan comprometidos como se esperaría. Incluso si lo fueran, todavía deberían de aspirar a una visión común para potencias el esfuerzo individual. Alguien tiene que, por decirlo así, llevar la carga. Alguien debe de establecer orientación escolar y asegurar que todo el mundo se centre en la pedagogía. Alguien tiene que evaluar la calidad de la educación, y proporcionar medidas de desarrollo profesional que mejoran la eficacia de todo el personal; especialmente de las personas cuya calidad de servicio es deficiente.

Emmanuel Hiram Hernández Arias dijo...

Concuerdo con el análisis debido a que el liderazgo de un profesor siempre debe de estar enfocado a motivar a los estudiantes a buscar sus intereses y darle las herramientas para que lo consiga. Todos hemos de recordar algún profesor cuyas clases eran distintas a las de todos y nos motivo a posibles caminos actuales de nuestra vida. De igual forma, un profesor con liderazgo siempre debe de estar inconforme y así buscar tener una mente crítica a su espacio de trabajo, mejorando los espacios de desenvolvimiento de sus alumnos.

Gabriela RuizR dijo...

El papel de los profesores como líderes en el aula es básico en el aprendizaje, el problema está cuando estos líderes no tienen una mentalidad abierta al conocimiento y a las distintas formas de aprendizaje; cuando no tienen los conocimientos necesarios o no poseen las herramientas para transmitirlo. Considero que muchas deficiencias del sistema educativo en el país se deben a un mal liderazgo por parte de los profesores, como se mencionaba en un artículo anterior, la evaluación nos permite conocer el nivel educativo en los alumnos, y esta evaluación debe ser igualmente extendida hacia los profesores, se debe combatir el déficit en educación desde todos los aspectos.

Estefanía Villavicencio Montoya dijo...

Es común que las críticas realizadas entorno a la educación sean siempre enfocadas al sistema educativo, sin embargo los profesores juegan un papel muy importante en este. Dichos profesionistas son los encargados en instruir y comunicar el conocimiento a sus estudiantes, son la interacción directa con el ente que recibe el aprendizaje. Por ello se debe procurar que su preparación y desenvolvimiento en su área sea óptimo. En el artículo mencionan la palabra "líder" argumentando que muchas características atribuidas a ésta son las acciones realizadas por un profesor. En realidad, estoy de acuerdo ya que ellos son los agentes de cambio en el salón de clases. A pesar de que es un trabajo en conjunto (profesor-alumno) éstos poseen la capacidad de motivar nuestro interés y por ende, nuestro aprendizaje. Es imprescindible capacitar a estos líderes del aula, evaluarlos y procurar que realicen bien su labor. La mayoría de las ocasiones los alumnos son culpados por su rendimiento, sin embargo es necesario analizar que situaciones están motivando dicha problemtática.

migue_sammet dijo...

La educación es una parte primordial en el desarrollo de un país, sin embargo, es algo muy difícil de tratar pues a pesar de que el profesorado es una parte muy importante de este proceso de aprendizaje, no lo es todo, existen otras dos partes que deben congeniar; una de ellas es el alumnado, ya que de nada sirve tener a los mejores profesores cuando el alumno no esta interesado en aprender y desperdicia un recurso tan importante, y finalmente la parte del apoyo económico y familiar pues puede que existan las otras dos partes, pero si alguien está limitado por su familia o simplemente económicamente todo el proceso resulta fallido, y al parecer se convierte en un problema que va de generación en generación, creciendo de una manera acelerada. En conclusión es muy difícil completar de manera satisfactoria el proceso educativo, pero es necesario para que el país entre en vías de desarrollo.

David Israel Ramírez Colín dijo...

El hecho de que un profesor tenga capacidad de liderazgo frente a un grupo de estudiantes, indiscutiblemente promueve las aspiraciones de los alumnos a seguir aprendiendo en distintas áreas del conocimiento pero no solo eso, si no que los alumnos en distintos niveles de educación adquieren habilidades para solucionar situaciones o mejorarlas en medida de lo posible al observar a sus profesores hacerse cargo de tareas fuera del aula para mejorar la calidad educativa. Creo que si los profesores están realmente inmersos en problemáticas estudiantiles pueden auxiliar por medio de su experiencia a los comités para que se realicen cambios oportunos en un plantel. La administración de los centros educativos al ser flexible frente a las sugerencias resulta primordial para que la participación de una comunidad escolar sea continua.

Daniel B. C. Cortés dijo...

Una de la caracteristicas esenciales que debe de tener todo profesor o catedrático aparte de contar con una buena pedagogía, es ser en conjunto con las personas que el instruye, tambipen un aprendiz. Creo que ser lider y tener liderazgo son dos conceptos diferentes. El primero se refiere a la capacidad de mandar responsablemente y por supuesto sabíamente. Sin embargo, liderazgo encierra no solo a un singular, sino es un plural. Que un profesor cuente con liderazgo, es certificar que ese profesor es capaz de aprender y adquirir sabiduría junto con su dicípulos o pupilos.
Lo que le hace mucha falta al sistema educativo, puesto que siempre ha implementado mal el concepto de liderazgo, lo que provoca que realmente sean muy pocos los catedráticos que se consideren un alumno más.
El problema que seguira estancando a México, será la falta de aplicación de liderazgo desde la educación primaria. Sin duda es el camnio que define el futuro gerenacional y es importante evitar que toda una cosecha, se heche a perder, solo porque no se está implentando y luchando por un México con liderazgo.

Ivan Mascorro Gutierrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ivan Mascorro Gutierrez dijo...

La tarea de la enseñanza no solo implica transmitir conocimientos a los alumnos, también implica una constante preparación del personal docente.
El liderazgo en los profesores facilita el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que motiva a los estudiantes a adquirir conocimientos, fomenta el interés sobre el tema y la participación. Además el liderazgo en su comunidad, dígase institución educativa, permite ser crítico y participativo en las necesidades del plantel.
El personal docente debe tener una constante capacitación técnica, científica y pedagógica, ya que el constante avance de la sociedad exige una mayor preparación de los profesionistas.
Concuerdo plenamente con este artículo, en México existe cierta deficiencia en algunos planteles y de esto se podrían derivar en ciertos conflictos sociales. Esto se puede solucionar con una mayor preparación de los profesores y, por tanto, una mejor preparación de los alumnos.
Educar a otras personas es una labor muy importante, influye en gran parte en el desarrollo de una sociedad y por tanto de una nación, por ello la capacitación del personal que participa en esta labor debe ser íntegra y con habilidades de enseñanza las cuales involucran el liderazgo.

José Francisco D'Acosta Lafón dijo...

Los 3 aspectos que mencionan las autoras me parecen esenciales a la hora de calificar y querer mejorar la educación atacándola por el perfil de los profesores. La concepción de la enseñanza de cada profesor me parece que es algo muy arraigado a su educación propia y sus experiencias de joven, si un profesor aprendio de cierta manera, esa será la forma en que enseñe y no es necesariamente la correcta o la mas adecuada. La competencia emocional, creo que este punto es esencial ya que nos recuerda que no cualquiera puede ser un buen profesor, si uno no inspira cierto respeto, interés, confianza y admiración hacia los estudiantes, difícil es pedir que aprendan algo de ellos.Y por ultimo su percepción acerca del clima socio-emocional de cada escuela, esto está muy ligado a los sistemas educativos y su manera de ligarse a los estudiantes. Los profesores tienen un papel muy importante en la sociedad ya que son los que educan y enseñan a los pequeños, no es un trabajo trivial ni sencillo y la actitud de los profesores repercute directamente en los muchachos, creo que para ser profesor estos tres puntos deben ser tomados en cuenta para la admision de gente al sistema educativo.

Sadoc Abisai García Hernández dijo...

Los estudiantes en México tenemos derecho a una educación que nos ayude en un futuro a desenvolvernos en un ámbito laboral favorable. El docente tiene la obligación de ofrecer un esfuerzo individual puesto que tiene la carga de ser el líder dentro del aula. En las reformas educativas de años recientes el docente se pinta como un orquestador de los alumnos tomando un papel de motivador y revisor del trabajo autodidacta de los alumnos. Los grupos humanos suelen ser muy complejos y no existe una formula que se adapte por completo, debido a esto se puede decir que los docentes deben estar dispuestos al cambio y a corregir acciones que ayuden a su grupo de alumnos a poder tener un aprendizaje completo y sin contratiempos. A pesar de esto la pedagogía en mi opinion sigue siendo un don y un rol que no cualquiera puede asumir; existen docentes que saben muy bien de lo que hablan (respecto a temas específicos) pero no cuentan con las herramientas pedagógicas o de transformación entre cada uno de sus grupos, necesarias para estar al frente ofreciendo cátedras, haciendo las clases tediosas. El sistema educativo creo que tiene buenas bases pero en México lo que es necesario es liderazgo por parte de los profesores, atreverse a a ofrecer nuevas alternativas de enseñanza, logrando así mejores resultados en este ámbito.

Tadeus Gallosa dijo...

La calidad educativa y el concepto de liderazgo están estrechamente relacionados. Los seres humanos, entes pensantes, han establecido vínculos con otros individuos a lo largo de la historia. Una de las formas más importantes y efectivas para hacer que un vínculo entre individuos funcione es el liderazgo.
Profesores de todas las instituciones deben desempeñar un rol de superioridad intelectual y de experiencia en el aula. El profesor debe crear un ambiente de respeto y motivar a sus pupilos. La motivación hará que los estudiantes mejoren y se interesen en adquirir conocimiento. Consecuentemente la generación de conocimiento a nivel mundial crecerá. La ignorancia debido al crecimiento poblacional y a la incompetencia por parte de programas académicos será enfrentada y derrotada.
Un profesor debe ser el individuo que se ubique en la cima de la jerarquía del salón de clases. También debes ser el líder que encamine a los aprendices a lograr un objetivo o bien común. De esta forma se construirá una sociedad educada que podrá superar cualquier adversidad.

Abdiel Enrique Baños Carreño dijo...

Como bien se dijo,el profesorado es una de los trabajos mas importantes de las sociedades y debe ser impulsado y estimulado como tal.
Es muy interesante el enfoque que las autoras dan al liderazgo sobre el profesorado. Un líder se caracteriza por la habilidad de estimular a los individuos con quienes colabora para que estos logren sus objetivos (individuales y colectivos) con entusiasmo, inspirados por el líder. Si se logra inculcar un espíritu de liderazgo en los profesores y que se tengan metas generales objetivas y claras, el sistema de educación tomará un rumbo en la dirección correcta en donde todos los profesores contribuyan a la formación de profesionistas preparados y futuros lideres que hacen falta en el pais.