22 jul. 2013

Mega-incertidumbres en el porvenir

publicado en La Jornada Morelos el 22 de julio de 2013

La planeación siempre se enfrenta al reto de cómo considerar eventos de gran importancia cuya ocurrencia tenga incertidumbre; es decir, no sabemos si sucederán o no, y si suceden tampoco conocemos el impacto que tendrán. Existen posibles eventos clave para el desarrollo de la humanidad de los que se tiene un conocimiento difuso, poco preciso, y su predicción es imposible o poco plausible.  En la práctica de la prospectiva se les denomina “comodines”, “cisnes negros” o “elementos portadores de futuro disruptivos” y se tratan planteando diferentes escenarios de lo que podría suceder si aparecieran con intensidades distintas. En muchas ocasiones no se introducen en la planeación por simplicidad pero puede llevar a muy serios errores predictivos su no inclusión y, sobretodo, a no implantar acciones en el presente que disminuyan su impacto negativo o potencien su lado positivo, según sea el caso.

            Michael Marien, quien fuera editor de la publicación Future Survey, entre 1979 y 2008, de la Sociedad Mundial del Futuro, y en la actualidad es director de GlobalForesightBooks.org, escribió un artículo sobre “Doce Mega-incertidumbres para las Próximas Décadas” (Twelve Mega-Uncertainties for the Decades Ahead, World Future Review 5(2) 94–98, 2013), donde delinea grandes incertidumbres que se traslapan y merecen ser analizadas con seriedad por aquellos que realizan planeación de largo plazo. Considera que sólo si enfrentamos pronto a estas complejas incertidumbres se podrá lograr un mejor nivel de vida para la mayoría de las personas. A continuación se presentan algunas de las situaciones publicadas en este artículo.

            Calentamiento Global Antropogénico, ¿cuánto y cuándo? El autor cita a expertos que aseguran el planeta se ha calentado ya un grado centígrado desde la época pre-industrial y que no se podrá evitar que llegue a dos grados, donde empiezan los problemas serios. Además, la mayoría de los científicos del clima consideran que es muy probable se alcance un aumento de cuatro grados en el periodo 2050-2100, por no tomar ahora las medidas adecuadas, y que un aumento de seis grados es posible. Una causa directa de este calentamiento global antropogénico es el aumento en el nivel del mar y la proyección tendencial es que subirá 30 o 60 centímetros al 2050. Sin embargo, el autor cita a expertos que ligan dicho aumento de nivel con lo que le suceda a Groenlandia; ya que si se derrite la capa de hielo en esta zona en las próximas décadas, entonces el aumento en el nivel del mar se podría acelerar y alcanzaría los 7.5 metros, situación catastrófica para la humanidad. En las próximas décadas, ¿qué tan probables serán estos eventos? Diferentes expertos asignan valores que van del 2 al 20 por ciento.

            ¿Agotaremos nuestras reservas de recursos esenciales? Cada vez es más difícil satisfacer el aumento en la demanda de agua potable, petróleo convencional, tierra arable y minerales, señala el autor. Cita a expertos que señalan el fin del acceso fácil a los recursos y el inicio de una cruenta competencia mundial para tener la propiedad de lo que queda, con un seguro aumento en los precios. Se estima es muy probable una disminución seria en la oferta de cadmio, oro, mercurio, telurio y tungsteno para el 2030.

            En 2050, ¿cuál será la población mundial? Las proyecciones tendenciales más comunes indican que serán 9,600 millones de personas en el 2050, estabilizándose en 10,000 millones al 2100. Crecimiento del 50 por ciento de aquí al 2050, considerando que éramos 7,100 millones a fin del 2012. Sin embargo, no podemos descartar una fuerte declinación por una pandemia u otra guerra mundial, una declinación suave porque la mayoría de la población alcanza un nivel socio económico que fomenta el control de la natalidad, un aumento suave por avances médicos y mejoras en la salud o un aumento rápido por avances biotecnológicos de ruptura que eviten el envejecimiento. El autor cita a un panel de expertos que predice, con una confianza del 67 por ciento, que la esperanza de vida al nacer será de 100 años antes del 2040. Además, se pregunta si habrá empleo decente para todos, al considerar la terrible situación actual para los jóvenes, que puede ser agravada por un mal manejo de la tecnología digital y la robótica.

            La transición energética, ¿será rápida y eficiente? Ya se empieza a cambiar la base energética del mundo, de combustibles fósiles a energías renovables, que son más seguras, menos contaminantes y disponibles para todos. Sin embargo, esta transición tardará décadas y la mezcla final variará de país a país. Las energías solar, eólica, geotérmica, hidráulica y de la biomasa ya son competidoras del petróleo, gas, carbón y nucleoelectricidad y, también, se podrán unir tecnologías que aprovechen las algas de los océanos, la geotermia profunda de roca seca caliente y las corrientes marinas, entre otras. Sin embargo, esta transición con características sustentables, que mitigaría el calentamiento global antropogénico, generaría más empleos y reduciría la contaminación por desechos peligrosos y radioactivos, está siendo retrasada por el uso de gas de lutita y de petróleo de arenas alquitranadas, que requieren de tecnologías muy agresivas contra el ambiente, pero cuya explotación es más económica que la de hidrocarburos convencionales.

            En Morelos, debemos establecer estrategias para avanzar en el desarrollo sustentable, con visión de largo plazo y que permitan plantear alternativas de políticas públicas que puedan responder a la evolución de estas grandes incertidumbres. Sin lugar a dudas la beca-salario es fundamental hoy, pero ¿en qué y con qué estarán trabajando los morelenses en las próximas décadas?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando algun "gobernante" aprenda a leer esto, quizas, solo quizas comience a pensar q hay que hacer algo.

Anónimo dijo...

Deja tu leer, que lo entiendan, porque basicamente la mayoria de las personas en el poder son de dudoso coeficiente intelectual, que ni siquiera saben hacer su trabajo y lo peor de todo es que es evidente su ignorancia y no pasa nada.