27 ago. 2012

Trayectorias para la Transición Energética

publicado en La Jornada Morelos el 27 de agosto de 2012.

El Cambio Climático y la contaminación del aire, suelos y agua, tanto regional como local, son causados principalmente por el uso excesivo y sin normas de combustibles fósiles; la energía hoy no se está produciendo, transportando y consumiendo de forma sustentable. La transición a un mundo que utilice fuentes de energía renovables para impulsar el desarrollo económico y social y acorde con el respeto al ambiente es considerada indispensable a nivel mundial. Desafortunadamente, este cambio no puede ser abrupto. El reto es encontrar las trayectorias tecnológicas que permitan realizar dicha transición elevando la calidad y nivel de vida de los pobres y sin reducciones significativas en el bienestar de los más desarrollados.

            Greenpeace Internacional, el Consejo Europeo de Energías Renovables y el Consejo Global de Energía Eólica, publicaron, en julio de 2012, la 4ª edición de su Escenario Energético Mundial  (Energy [R]evolution: A Sustainable World Energy Outlook, ISBN: 978-90-73361-92-8). La primera edición de este Escenario fue publicada en el 2005, con revisiones en 2007, 2008 y 2010. Esta versión 2012 presenta un camino fundamental y consistente para protegernos del Cambio Climático por el uso de energéticos: llevar al mundo de donde se encuentra a una situación donde ya no se utilizan combustibles fósiles, no se emita CO2 y se alcanza la seguridad energética. También, analizaron las medidas necesarias en el tiempo para que no se requiera la exploración de petróleo en el Ártico, la peligrosa perforación de pozos petroleros muy profundos en el mar y la contaminante extracción de gas de esquistos bituminosos del subsuelo.

            La seguridad en el abastecimiento de energéticos es el tema prioritario de la agenda de política energética, tanto desde el punto de vista de acceso a recursos naturales como del de financiamiento, indica el Reporte. Las recientes fluctuaciones en el precio del petróleo se deben a la combinación de muchos eventos; sin embargo, una causa importante es que las reservas convencionales probadas de hidrocarburos son más escasas y aumenta su costo de producción. Algunos productos no convencionales como el petróleo de arenas alquitranadas y el gas de esquistos bituminosos se han vuelto económicos pero con consecuencias devastadoras para el ambiente local. En cambio y de acuerdo al último reporte especial sobre energías renovables del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, en español), las reservas de energías renovables son accesibles técnicamente a nivel global y pueden proveer más de 40 veces la energía que el mundo consumo hoy. La reducción en los últimos años de los costos en las tecnologías eólica y fotovoltaica ha cambiado ya fundamentalmente la economía de las energías renovables.

            El Reporte señala que el cambio en la forma que consumimos y generamos energía debe comenzar inmediatamente y estar seriamente implantado en los próximos diez años para evitar los peores impactos del Cambio Climático. Los cinco principios claves para transformar la producción, distribución y consumo de energéticos son: impulsar los sistemas descentralizados y la expansión de redes inteligentes en el campo de la electricidad; respetar los límites naturales del ambiente; eliminar paulatinamente las fuentes de energía sucias y no sustentables; crear mayor igualdad en el uso de recursos, y desacoplar el crecimiento económico del consumo de combustibles fósiles.

            El escenario revisado [R]evolución Energética planteado en este Reporte describe las siguientes acciones necesarias para alcanzar una oferta de energía sustentable, reduciendo el uso de recursos convencionales de hidrocarburos y de uranio, y sin tener que emplear en el camino a los recursos no convencionales de hidrocarburos: controlar la demanda de electricidad, reducir la demanda de calor de proceso, impulsar la economía verde, fomentar un desarrollo dinámico de los mercados de energías renovables, fortalecer el desarrollo tecnológico que garantice una reducción en los costos de producción con energías renovables, remplazar con tecnologías de fuentes renovables a las plantas de potencia eléctrica que se vuelvan obsoletas y a las nuevas necesarias, considerar plenamente la reducción en los costos de combustibles en las proyecciones financieras y económicas de futuras obras energéticas, y revisar cuidadosamente las estrategias de desarrollo en el campo de las tecnologías que producen calor de proceso ya que será necesario un crecimiento enorme en las instalaciones solares térmicas, geotérmicas y de bombas de calor.

            Si se toma una trayectoria tecnológica que use fuentes renovables de energía en vez de continuar empleando energéticos convencionales, el Reporte describe dos resultados muy importantes: el primero, es sobre una mayor creación de empleos en el sector energético y, el segundo, es el importante ahorro de energía debido a la electrificación de los vehículos.
            En Morelos, el gobierno estatal debe, a través su Comisión de Energía, considerar algunos de los cambios de política sugeridos en el Reporte: por ejemplo, establecer e incrementar paulatinamente impuestos al uso de combustibles fósiles consumidos en el estado, incorporar los costos sociales y ambientales en la evaluación de proyectos energéticos, fijar normas de eficiencia energética a todos los equipos, vehículos y edificios, imponer metas anuales en el uso de energías renovables y sistemas de cogeneración, requerir obligatoriamente las etiquetas informativas sobre el impacto ambiental de cualquier equipo o sistema, y aumentar significativamente los presupuestos a proyectos de investigación, desarrollo e innovación en energías renovables y ahorro de energía.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sabemos que hay que cambiar radicalmente nuestra actitud hacia la generación de energía en Méxicco. Morelos aún no produce energía, consume la que otros estados producen. Estamos en un punto crucial de nuestra historia energética, ¿no sería genial iniciar nuestra historia como productores de energía con el pie derecho, haciéndolo sustentablemente de una vez? En este artículo el cómo...