14 nov. 2011

Investigar los futuros


publicado en La Jornada Morelos el 14 de noviembre de 2011
Los futurólogos están desarrollando una nueva profesión cuyo objetivo es identificar bajo qué condiciones y con qué herramientas podemos mejorar las condiciones futuras de vida de las personas y de la sociedad, así como elevar la productividad de las empresas y la competitividad de los países. Esta investigación se sustenta en conocer con la mayor claridad y objetividad los hechos pasados y la situación presente, para identificar el futuro tendencial, aquel en que seguiríamos haciendo lo mismo, para seleccionar cual sería nuestro futuro deseable y para poner en marcha programas y acciones que nos permitan acercarnos al mejor futuro posible. Los principios se basan en las ciencias fisicomatemáticas y sociales, y las herramientas se toman del manejo de bases de información y de procesos para la toma de decisiones, acorde con el marco de análisis de sistemas complejos.
Charles Brass publicó un artículo donde explica con claridad qué hace un investigador de futuros o futurólogo. (The Futurist, Investigating the Future: Lessons from the "Scene of the Crime", November-December 2011, Vol. 45, No. 6) Brass es presidente de la más importante organización profesional de Australia dedicada al estudio de futuros. (www.futuresfoundation.org.au.)
            El autor, para describir el tipo de investigación que desarrolla un futurólogo, la compara con la investigación realizada por los arqueólogos y por los investigadores de las escenas de crímenes; ciertamente hoy muy populares en las películas y en la televisión. Parece que a muchas personas les es difícil entender que sí es posible aprender algo útil sobre eventos o situaciones que no ocurren en el presente. Sin embargo, cuando un arqueólogo reporta sus descubrimientos o un investigador criminalista presenta un dictamen, nadie duda sobre lo que han aprendido, nadie duda sobre su profesionalismo, aunque ellos no hayan estado físicamente en el tiempo cuando sucedió lo que están observando.
            Los futurólogos deben estar interesados tanto en el pasado como en el futuro, porque saber cómo llegamos del pasado al presente es fundamental para saber qué podremos hacer del presente en el futuro, asegura Brass. Los tres profesionistas están interesados en aprender más sobre un sitio en un tiempo diferente en el que viven y todos usan herramientas y técnicas cada vez más basadas en conocimientos científicos y tecnológicos.
            La delimitación de la zona a investigar es el primer paso que realizan estos profesionistas, indica Brass; lo que no es trivial como saben todos los que aplican la teoría de sistemas. Un criminalista puede establecer un área muy pequeña y perder información valiosa, y en una mayor a lo necesario puede obtener información sólo marginal habiendo dedicado muchos recursos humanos y materiales. Los futurólogos deben también acotar sus fronteras de estudio de acuerdo con los objetivos de sus clientes y de ellos mismos, y ser conscientes que su tiempo y presupuesto están limitados. El trabajo de los futurólogos consiste principalmente en identificar las mejores decisiones en el presente. Por ejemplo, los responsables de un sistema de educación pública deben conocer el número de escuelas necesarias con años de anticipación, lo que no sólo depende del número proyectado de jóvenes sino de las oportunidades de trabajo, de las restricciones habitacionales, de las características personales de los involucrados o de aspectos climáticos como el aumento de inundaciones en la zona.
             La segunda etapa consiste en analizar objetivamente la evidencia, señala Brass. Los criminalistas identifican y catalogan todas las posibles evidencias de manera muy cuidadosa. No sólo usan todos sus sentidos sino también herramientas tecnológicas que permiten un mayor conocimiento de lo recolectado. Los futurólogos son llamados para tener una mejor visión y conocimiento de una situación particular. Deben comprender que son externos al problema y, por lo tanto, deben interferir lo menos posible y no proyectar sus prejuicios y subjetividades en el análisis. Un investigador experimentado, criminalista o futurólogo, sabe que el ambiente está cambiando durante su periodo de estudio y que exclusivamente lo que está muerto cambia de manera predecible.
            Los criminalistas están incorporando nuevas tecnologías para hacer mejor su trabajo: microscopios, secuenciadores de ADN, espectrofotómetros, sistemas de reconocimiento digital y manejo de enormes bases de datos, entre otros. Las herramientas de los futurólogos también están diseñadas para mejorar las percepciones de los individuos y poder administrar los problemas a que se enfrenta, establece el autor. En particular, la recolección, análisis e interpretación de información cuantitativa y cualitativa por métodos computacionales es de vital importancia.
            Brass hace notar que los criminalistas saben que siempre la descripción del pasado es incompleta, aún de hechos muy recientes, y el propósito de su trabajo es reducir la incertidumbre sin introducir subjetividades. Los futurólogos, por su lado, saben que el futuro es inherentemente impredecible y tratan de reducir las incertidumbres al aplicar el método y herramientas sistémicas para entender lo que podría suceder en los futuros deseables y posibles o en uno tendencial.
            La diferencia fundamental entre criminalistas y futurólogos, determina Brass, es que los primeros trabajan para que otros entiendan qué aconteció, mientras que los segundos trabajan en lo que puede suceder y sobre todo en lo que nos gustaría que pasara.
            En Morelos, los futurólogos investigan tanto para entender los futuros posibles como para crear el mejor. Los resultados de los estudios sobre el futuro tendencial de México y Morelos nos indican una degradación social, económica, ambiental, tecnológica y cultural. Mejoraremos nuestro futuro sólo si tenemos rumbo y todos trabajamos sistemáticamente con honestidad, entrega y tolerancia.

1 comentario:

Karla Cedano dijo...

Que tienen en común quienes investigan escenas de crímenes (CSI) y la planeación prospectiva? Más de lo que creen, ojalá ambas actividades fueran igual de populares...