6 sept. 2010

Decálogos de Calderón: 2006 y 2010

Felipe Calderón Hinojosa, el 6 de septiembre de 2006, tras ser declarado Presidente electo de México por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, dio un mensaje de diez puntos a la nación. Los temas prioritarios que propuso, sin considerar en este artículo los aspectos políticos y de seguridad, fueron: combatir a la pobreza, generar empleos y evitar que nuestros jóvenes emigren.
Según la perspectiva del mensaje que pronunció el pasado 2 de septiembre de 2010, ¿cómo se han desarrollado estos temas prioritarios?
El tema de la pobreza fue su primer punto este año, y declara que se ha comenzado a reducir nuevamente la pobreza en el país, pero aún no se han alcanzado los niveles previos a la recesión económica. Lo anterior, dice, a pesar de los esfuerzos realizados en programas como Oportunidades, Apoyo alimentario, 70 y Más, y Créditos y subsidios en vivienda; todos con presupuestos de miles de millones de pesos. Cabe resaltar el Programa de casas con piso firme cuyo objetivo, nos dijo, es eliminar otro ominoso signo de la pobreza en el país; que conste, lo importante son los signos. Y, en el corto plazo, ¿qué pasará con el 44 por ciento de los mexicanos que están en situación de pobreza?
Su quinto punto en la agenda de este año, tiene que ver con lograr las reformas de fondo para una economía competitiva y generadora de empleo. Así, nos reitera que primero tiene que cambiar el modelo económico actual a otro que considera adecuado y entonces vendrá la generación de empleos. Sólo tenemos que esperar a que se modifique la Ley Federal de Competencia Económica, dé resultados la nueva Estrategia en Telecomunicaciones y se haga su reforma laboral. Y, en el corto plazo, ¿sólo seguirá teniendo empleo formal el 38 por ciento de la población económicamente activa?
Evitar que los jóvenes emigren es tratado indirectamente este año. Señala que las acciones de beneficio para los jóvenes vendrán a través de ampliar el programa de Oportunidades a las ciudades, atendiendo el problema de adicciones entre los jóvenes; de incrementar la cobertura educativa, y de por supuesto alcanzar su reforma laboral. Y, en el corto plazo, ¿sólo habrá empleo temporal y mal remunerado?, y ¿se elevará la calidad de la educación?
En su arenga final, nos señala que sí es posible erradicar la pobreza extrema, que sí es posible lograr la cobertura universal de salud, y que sí es posible hacer de la nuestra una economía que crezca y se coloque a mitad del siglo entre las mayores del mundo. También, nos motiva a construir un mejor futuro para nuestros hijos. ¿Cómo alcanzar esos benéficos logros y cómo construir un mejor futuro? Su receta es la misma de los últimos cuatro años que tan magros resultados ha proporcionado en el combate a la pobreza, en la generación de empleos y en evitar la migración de los jóvenes.
Es imprescindible que México realice una transición decidida hacia una sociedad del conocimiento. Sin embargo, en su último mensaje sólo trató a la tecnología en el contexto del incremento de la convergencia de las tecnologías en la reforma al sector de las telecomunicaciones y de la simplificación regulatoria para la importación de tecnología. Y por supuesto los temas de ciencia, innovación y conocimiento no estuvieron mencionados. En resumen, el destino que nos propone es seguir comprando tecnología extranjera; aquéllos que puedan.
Le quedan pocos meses para cambiar su estrategia y mejorar sus resultados.

No hay comentarios: